Mientras los teléfonos celulares se hacen más inteligentes, son más como pequeñas computadoras que contienen mucha información personal sobre nosotros/as. Aquí hay 12 pasos fáciles que puede tomar para manejar su privacidad y seguridad al utilizar su teléfono celular.

1.    Ponga un código de acceso en su teléfono.

Lo más fácil para aumentar la seguridad y la privacidad es poner un código de acceso en su teléfono. Tener un código de acceso hará que sea más difícil para alguien tomar su teléfono, desplazarse por el contenido, tener acceso a sus cuentas o instalar algo malicioso. Si alguien le roba su teléfono o si lo pierde, será más difícil para otros/as entrar en su teléfono. La mayoría de los teléfonos sólo piden un código de acceso de 4 dígitos, pero algunos le permitirán utilizar un código más complejo. Cuánto más complejo el código, más difícil es obtener acceso.

2.    Apague la localización.

La mayoría de los teléfonos tienen un GPS que puede indicar su ubicación general o exacta. Con esta capacidad, muchas aplicaciones puede recopilar y compartir su localización. Pero, muchos teléfonos inteligentes le dan la opción de manejar su localización dentro de los ajustes del teléfono. Se puede escoger y seleccionar qué aplicaciones pueden tener acceso a su ubicación o puede apagar la localización por completo. Minimizar el acceso a su ubicación también puede mejorar la vida de la batería de su teléfono. Si su teléfono no ofrece ajustes específicos sobre la localización, tenga cuidado al descargar nuevas aplicaciones para no compartir su localización sin querer.

3.    Apague el Bluetooth cuando no lo está utilizando.

Bluetooth permite que su teléfono comunique con otros aparatos, como la opción de manos libres en su carro o su impresora. Pero, si otra persona obtiene acceso, podría abusarlo para obtener acceso a su información o interceptar sus llamadas. Apague el Bluetooth en su teléfono y sólo enciéndalo cuando necesite conectar con otro aparato. Muchos teléfonos les permiten a los/las usuarios/as establecer contraseñas o niveles adicionales de seguridad en su Bluetooth también. Utilice todas las opciones disponibles para aumentar su privacidad.

4.    Revise los ajustes de privacidad y seguridad.

La mayoría de los teléfonos inteligentes tienen ajustes que le permiten manejar su privacidad y seguridad. Se puede encontrar estos ajustes bajo la configuración del teléfono o en los ajustes de una app específica. Puede que estos controles le permitan limitar el acceso que una aplicación tiene a los datos en su teléfono, incluyendo el acceso a su localización, sus fotos, contactos, notas, etc. También es posible que pueda bloquear las galletas y limitar qué datos su navegador móvil recopila.

5.    ¿A qué cuentas en línea ingresa automáticamente?

Una de las características convenientes de tener un teléfono inteligente es poder tener acceso rápido a sus cuentas de email o de las redes sociales con sólo un toque del dedo. Pero, esto también significa que siempre está conectado con las cuentas que pueden contener información confidencial. Piense cerrar la sesión de ciertas cuentas si puede para que otros/as no puedan obtener acceso a estas cuentas si utilizan su teléfono. Tenga en mente que, dependiendo del tipo de teléfono que tiene, es posible que no pueda cerrar la sesión de algunas cuentas, como algunas de email, y tendría que borrar la cuenta por completo de su teléfono. En este caso, tome su decisión según sus propios riesgos de privacidad y seguridad. Aunque pueda ser inconveniente sólo tener acceso a la cuenta mediante el navegador, es posible que sea más seguro.

6.    Revise las apps que ha descargado.

Conozca las apps que están en su teléfono y, si tiene una que no conoce, bórrela. Es fácil descargar apps y fácil olvidarlas, pero, dependiendo de la app, es posible que tenga acceso a información privada o podría ser un programa de monitoreo que alguien instaló sin que lo supiera.

7.    Ponga una contraseña a la cuenta de su compañía telefónica para que ninguna otra persona pueda obtener acceso a su cuenta.

Si teme que alguien esté contactando a su compañía telefónica para obtener información sobre usted y su cuenta, puede pedirle a su compañía telefónica que añada seguridad adicional a su cuenta, como una contraseña. Sólo se le permitirá a alguien con esta contraseña hacer cambios a su cuenta.

8.    Mejore la seguridad de su cuenta telefónica en línea.

Recuerde que incluso si alguien no tiene acceso a su teléfono, puede que sea posible para él/ella obtener acceso a su cuenta en línea. Las cuentas en línea pueden incluir la cuenta de su compañía telefónica, los registros de llamadas, sus cuentas de email o de las redes sociales, o sus cuentas de Google Play, el Apple AppStore o de iCloud. Actualice las contraseñas y las preguntas de seguridad para esas cuentas para asegurarse de que ninguna otra persona pueda obtener acceso.

9.    Utilice números de teléfono virtuales (como Google Voice) para mantener privado su número de teléfono.

Para mejorar su privacidad aún más, piense utilizar un número virtual, como Google Voice o un número desechable para que no tenga que dar su número verdadero. Un número de teléfono virtual también le permitirá saber quién le llama antes de devolverle la llamada ("screen your calls" en inglés) y hacer llamadas o enviar mensajes de texto del número virtual.

10.Trate de no guardar información confidencial en su teléfono.

Finalmente, aunque sea tentador guardar información como las contraseñas, los números de cuenta o información personal en su teléfono, cuánto menos información confidencial tiene, menos probable que otra persona obtenga acceso. Incluso podría considerar borrar los mensajes de texto o de voz confidenciales para no guardarlos en su teléfono.

11.Utilice programas anti-virus y anti-espía en su teléfono.

Después de años de advertencias, estamos bastante acostumbrados/as a asegurarnos de que tengamos programas anti-espía, anti-malware y anti-virus en nuestras computadoras. También debemos utilizar este software en nuestros teléfonos inteligentes. Busque programas en las tiendas de apps y hable de ellos con su compañía telefónica. Algunos teléfonos vienen con software integrado y podría ser mejor no interferir con ello.

12.Tenga cuidado al utilizar apps de seguridad.

Hay muchas "apps de seguridad personal" disponibles que ofrecen aumentar la seguridad personal de los/las usuarios/as – conectándoles inmediatamente con 911 o con individuos en que confían. Varias de estas apps fueron diseñadas para y les están dirigidas a sobrevivientes de violencia. Antes de depender de alguna app de seguridad en una emergencia, asegúrese de probarla con amigos/as y parientes para asegurarse de que funcione correctamente para usted. Es posible que su amigo/a no reciba su ubicación con su llamada de emergencia o que ni siquiera reciba la llamada. Siempre sepa la manera más rápida de marcar al 911 en su teléfono en caso de emergencia. Muchos teléfonos tienen un botón rápido para llamadas de emergencia para poder marcar al 911 sin tener que introducir el código de acceso.

©2017 La Red Nacional para Eliminar la Violencia Doméstica, El Proyecto Red de Seguridad. Apoyado por Subvención # 2011-VF-GX-K016 del DOJ-OVC de los EE.UU. Las opiniones, conclusiones o recomendaciones expresadas son de los/las autores/as y no reflejan necesariamente las de DOJ