El Internet está lleno de oportunidades para nosotros/as de compartir nuestra información, sea una entrada en un blog, una actualización de nuestro estatus en Facebook, o un video en YouTube. Publicamos esta información para compartir nuestras vidas con nuestros/as amigos/as y parientes, pero esta información también llega a ser visible para millones de otras personas también. Es posible que a algunas personas no les moleste que todo el mundo pueda ver lo que publica, pero a otras les preocupe mucho. Aquí hay algunas preguntas que considerar al publicar contenido en línea.

¿Quién verá esta información?

A veces no nos damos cuenta de hasta qué punto nuestra información se comparte; especialmente cuando pensamos que sólo estamos publicando noticias sobre nosotros/as para nuestros/as amigos/as. Con el Internet y los motores de búsqueda, como Google, se indexa toda la información en línea y se puede buscarla. Incluso los sitios donde cree que sólo sus parientes pueden ver el contenido podrían ser públicos o vistos por personas que no son miembros.

¿Qué está compartiendo?

El tipo de información que comparte puede revelar mucho o muy poco sobre usted. A veces compartimos nuestra información personal sin saberlo. Los puntos de referencia en una foto o hasta una entrada en un blog sobre el restaurante fantástico a que fue la noche anterior podrían indicar dónde está. Hay que decidir si está bien que otros/as sepan lo que usted está compartiendo.

Tenga cuidado al compartir información sobre sus amigos/as y familia porque podría revelar algo que ellos/as no quieren que otras personas sepan. Si está compartiendo información sobre ellos/as, ¿tiene permiso?

¿Cuál es la política de privacidad del sitio?

¿Sabe lo que los/las dueños/as del sitio web hacen con la información que les da? Incluso si la información que comparte no se publica en línea, podría ser compartida con compañías de publicidad o terceros. Muchos sitios tienen políticas de privacidad que explican lo que hacen con la información que les da.

¿Es ilegal la información que comparte o en contra de las políticas sobre el contenido del sitio?

Muchos sitios no permiten contenido violento ni discriminatorio, y si lo hace, podría eliminar su contenido o cerrar su cuenta. Si está compartiendo información sobre otras personas, tenga cuidado para que no comparta materiales con copyright, información falsa o contenido acosador porque podría dejarle vulnerable a acciones legales civiles o criminales.

¿Cuánto control tiene sobre la información que comparte?

Algunas personas creen que si es contenido que ellos/as mismos/as publicaron, el contenido pertenece a ellos/as y pueden controlarlo. Pero, en realidad, no tiene mucho control porque una vez que esté allí, otros/as pueden compartirlo, hablar de ello e incluso cambiarlo. Si originalmente lo publicó en su sitio web personal, blog o página de una red social, podría borrar la publicación original. Pero, es probable que sea difícil eliminarlo cuando llegue al sitio web de otra persona.

¿Qué puedo hacer para mejorar mi privacidad?

  • Tener cuidado con lo que publica en línea.
  • Tener cuidado con lo que publica sobre otras personas.
  • Al crear cuentas en línea, leer las instrucciones cuidadosamente. Frecuentemente es cuando puede optar por no permitirles a los/las dueños/as del sitio que recopilen y compartan su información.
  • Navegar la red con más seguridad al utilizar software de anti-virus y anti-programas espía en su computadora.
  • Para más sugerencias, vea la hoja de "Sugerencias de Privacidad y Seguridad en Línea" de NNEDV.”

© 2012 La Red Nacional para Eliminar la Violencia Doméstica, El Proyecto Red de Seguridad. Apoyada por Subvención# 2007-TA-AX-K012 de DOJ-OVC de los EE.UU. Las opiniones y conclusiones o recomendaciones expresadas son de los/las autores/as y no reflejan necesariamente las de DOJ.

PDF